Publicado: 8 de Noviembre de 2018

Esta meditación es ideal para procesos de ansiedad y estrés permite aceptar lo que nos tiene inquietos de una forma sencilla.
La respiración es fundamental. Y sentir todo de manera suave, hace que disminuya tu estado de ansiedad y estrés. Abrazar lo que nos abruma desde el amor. Desde la paz. Soltar el enfado, la ira, la rabia. 

Abrazar el momento, el aquí, el ahora... valiosas lecciones que debemos aplicar en nuestro día  adía, para lograr la tranquilidad. Y un cierto equilibrio. Porque la vida siempre nos va a poner duras pruebas, pero de nosotros depende cómo abarcarlas. 

Os dejamos aquí, el enlace para que la practiques en casa, en la oficina, donde quieras...