Consiste en la inserción de finas agujas sobre la piel para estimular o sedar los puntos de captación y distribución energética del organismo. 

Cada línea de expresión independientemente del factor que la origina, se manifiesta mediante el desequilibrio entre dos músculos antagónicos: el uno tenso y el otro laxo. Con ésta técnica podemos relajar el músculo tenso y tonificar el laxo. 

En el tratamiento acupuntura la expresión facial va mejorando tornándose de manera más serena y relajada, como si se tratase de una operación de ajuste de la estructura muscular facial. 

Este método es de fácil acceso y carece de riesgo, razón por la que ha encontrado tan buena acogida en todos los medios.

La belleza debe comenzar de adentro hacia afuera, ya sea con la dieta, oligoelementos, proteínas, vitaminas,etc. Debe de buscarse el equilibrio.

Técnica de Gua Sha

Consiste en la técnica de masaje con piedras planas de Jade. La traducción literal del Gua Sha sería raspar o extraer (Gua) y Arena (Sha). Se trata de un tratamiento complementario de la acupuntura.

La cara y las partes del cuerpo que están expuestas a agentes climatológicos envejecen y se estropean antes que las que están cubiertas. 

Esto evidencia la repercusión que tiene sobre la piel y el tejido subyacente. El tejido conectivo se nutre en gran medida por la sangre de Bazo, mientras que el Qi de Bazo es el responsable de la tersura. En este caso, es de suma importancia la estimulación táctil del tejido conectivo para el aprovechamiento óptimo de los nutrientes y los líquidos. 

Esto explica por qué Gua Sha es una técnica muy útil, especialmente en los lugares donde se ponen de manifiesto los procesos de envejecimiento y formación de arrugas. 

Gua Sha favorece el aporte de nutrientes, calienta y da elasticidad, además activa los fibroblastos, los cuales fabrican más colágeno y sustancia base.

Un pequeño inconveniente del Gua Sha es el enrojecimiento de la piel, que puede mantenerse hasta dos días.

Técnica Rodillo de Jade

Este exótico tratamiento facial consiste en un suave masaje con rodillos de jade. Durante la sesión la profesional recorre los meridianos y puntos de acupuntura del rostro, presionándolos ligeramente con el rodillo. 

De ésta manera se consigue mantener el equilibrio yin/yang del organismo. Finalizado el tratamiento, la piel recobra su luminosidad y vitalidad.

Número de sesiones tratamiento base: entre 8-12 sesiones con una continuidad de 2 sesiones por semana. Sesiones de mantenimiento: variable, 1 cada 10-15 días. 

Tratamientos totalmente personalizados.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted